robo de identidad
Consejos de Seguridad

Robo de identidad: Qué es, cómo detectarlo y prevenirlo

 

El robo de identidad se ha convertido en uno de los ciberdelitos con mayor auge en los últimos años. De hecho, las estadísticas de los organismos de seguridad indican que cada año se pierden miles de millones de dólares por este motivo. Conocé más en esta nota.

En qué consiste el robo de identidad

La suplantación de identidad puede verse de varias maneras, pero la que interesa en esta nota, es la cibernética. Y, en este caso, los hackers han desarrollado numerosas técnicas delictivas para aprovecharse de las víctimas.

En primer lugar, el método más usado para conseguir la identidad virtual de otra persona, es la ingeniería social. Es decir, un conjunto de formas y estilos de comunicación para ganar la confianza de la víctima, y luego aprovecharse de ello con fines criminales.

La ingeniería social puede iniciarse con algo tan sencillo como una conversación de chat, un correo electrónico con un contenido impecable, o con el envío de alguna imagen o promoción que puede lucir tentadora.

En cualquier caso, lo que el ciberdelincuente busca es tomar la identidad de la víctima, para luego cometer acciones con ella. Por ejemplo, realizar una extorsión, robar fotos o datos personales, dañar su reputación, robar dinero de sus cuentas bancarias o tarjetas de crédito, entre otras.

Cómo detectamos una suplantación de identidad

Existen varias maneras de darnos cuenta de este delito. Quizás la más importante que debemos tener en cuenta, es la aplicación de ingeniería social, lo que, aunque pareciera ser complicado, es perfectamente posible de descifrar.

Robo de Identidad

·         Contactos inesperados en redes sociales

Cuando notamos que alguien desconocido nos contacta a través de Internet, y sus motivos no son suficientemente coherentes, ya es motivo de sospecha. Por ejemplo, si esa persona nos envía una solicitud de amistad en Facebook sin siquiera conocerla, o si nos llega un mensaje de WhatsApp saludándonos como si nada.

Muchos usuarios pueden caer en la ingenuidad de creer que se trata de algo normal, o que las intenciones de la otra persona no tienen por qué ser dañinas. Sin embargo, es muy probable que sí lo sean.

·         Correos electrónicos atípicos

Por otro lado, si repentinamente nos llega un correo electrónico donde se nos solicita información privada, entonces puede que tenga que ver con una situación extraña. Es el caso de correos que llegan con supuesta información bancaria.

Esto también puede suceder con correos que incluyen algún link para dirigirnos a una página web en la que se nos pide ingresar información personal, tal como datos de tarjetas de crédito.

·         Promociones inusuales

Otra manera de hacer que los usuarios caigan en una trampa para robarles su identidad, consiste en la presentación de ofertas y promociones engañosas, cuyos beneficios son tan buenos, que el usuario sienta curiosidad de hacer clic sobre ellas, o contactar a quienes las ofrecen.

Una vez que el pez ha mordido el anzuelo, los atacantes pueden aprovecharse de su estado de necesidad o curiosidad, para captarlo e ir pidiéndole cada vez más datos confidenciales, con lo que ya podrían robar su identidad.

robo de identidad

·         Solicitud de contraseñas o claves

Las contraseñas de direcciones de correo electrónico, cuentas de redes sociales, tarjetas de débito o crédito y usuarios de banca por internet, son absolutamente confidenciales. Nadie, ni siquiera las plataformas que administran esos servicios, deben pedirnos que divulguemos una clave.

En este sentido, existen formas de hacer que un usuario caiga en esta trampa, por ejemplo, llamándolo por teléfono para notificarle alguna emergencia con su cuenta u ofrecerle algún servicio especial.

 

Previniendo el robo de identidad

Lo más importante para prevenir este delito, es conocer lo que se puede divulgar o no por internet. Por ejemplo, si un usuario es completamente consciente de las medidas que mencionamos anteriormente, se reducen drásticamente las probabilidades de ser una víctima.

De igual manera, estas son algunas medidas que pueden tomarse:

  • Explicar a los miembros de la familia acerca de los peligros del robo de identidad.
  • Promover el uso responsable y seguro del correo electrónico.
  • No divulgar contraseñas de correo electrónico o redes sociales a nadie.
  • Jamás permitir que alguien más sepa nuestra clave de las tarjetas de débito o crédito.
  • Nunca revelar información privada o sensible en redes sociales.
  • Verificar la autenticidad de cualquier correo electrónico que nos solicite datos privados.

Por supuesto, a esto se agregan otras formas de prevención, como contar con una licencia antivirus legal, no iniciar sesión en dispositivos que no sean nuestros o no usar páginas web que no posean un certificado de seguridad.

También pueden interesarte

Publicar un comentario

Tu email no será publicado.

SOBRE NOSOTROS

El Grupo PROTEK se compone por distintas empresas que ofrecen servicios integrados, con la misión de proteger a clientes y bienes, a la vez que brindan mayor tranquilidad y una mejor calidad de vida.

CONTACTANOS

Seguinos en Facebook