casos de grooming
Consejos de Seguridad

¿Cómo proteger a tus hijos de casos de grooming?

 

El uso de Internet por parte de menores de edad puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza para sus padres. Esto se debe a que no conocemos con certeza qué tipo de contenidos exploran. Hoy te enseñamos a prevenir casos de grooming en tus hijos.

De qué se trata el grooming

La palabra grooming, cuyo significado en español quiere decir “acicalamiento”, es el nombre que se le da a las técnicas de manipulación llevadas a cabo por un adulto para influir sobre un menor de edad en Internet.

Cuando esto sucede, el adulto pretende aprovecharse de la ingenuidad y el temor del menor, para entonces dominar su conducta de una manera amistosa, y luego cometer un abuso sexual. Además, los casos de grooming son más comunes de lo que se piensa.

Un rasgo común de estos delincuentes, es que, al obtener los datos e imágenes que desean de sus víctimas, se dedican a extorsionarlas con la finalidad de que el ciclo no se detenga. Es decir, si el niño quiere parar, el groomer amenazará con contar todo a sus padres y amigos, por ejemplo.

Pero, ¿dónde actúan los groomers o pederastas de Internet? Las respuestas son variadas, así como también lo son sus maneras de actuar para conseguir la confianza de la víctima.

Estos son algunos de los lugares en los que el abusador puede acechar a los menores:

Casos de grooming

· Redes sociales

Uno de los espacios donde es más común encontrar todo tipo de acosadores, pero especialmente groomers, son las redes sociales. En este caso, Facebook es la plataforma que más se presta para la presencia de estos ciberdelincuentes que acechan a los menores.

Esto se debe a que muchos menores de edad abren cuentas en redes sociales sin contar con la autorización o el conocimiento de sus padres. Como los niños suelen ser bastante ingenuos en temas de seguridad informática, no aplican los filtros de privacidad recomendados en sus perfiles.

Por otro lado, las cuentas en redes sociales comúnmente son usadas para publicar fotos personales de sus usuarios, así como otros datos de carácter privado.

Esto facilita la acción de los groomers, quienes se dedican a crear perfiles falsos en redes sociales, con los que envían mensajes privados o solicitudes de amistad a sus víctimas. Luego de un primer acercamiento, el groomer buscará establecer una charla agradable, para generar confianza.

Una vez que ha obtenido la confianza del menor, el atacante intentará que ambos formen una “amistad” virtual, para luego solicitarle fotos, videos e incluso encuentros personales.

· Salas de chat y foros web

Otro espacio donde suele darse el grooming hacia menores de edad, son las aplicaciones que incluyen chats y foros. Algunas de ellas pueden ser de intercambio de idiomas, juegos en línea, entre otros.

En ellas, los groomers crean cuentas de usuario aparentemente creíbles, para luego iniciar conversaciones amables con sus víctimas.

Después, la víctima, que ha resultado atraída por la cortesía de su atacante, se verá envuelta en medio de halagos, comentarios positivos y muestras de cariño virtual. Como resultado, el atacante irá obteniendo poco a poco lo que busca.

Casos de grooming que hacer

¿Qué hacer ante esta situación?

Internet es una plataforma casi infinita de información, en la que existen cosas malas y buenas. Es por esto que los padres deben enseñar a sus hijos desde muy temprana edad acerca de los peligros que existen en la web.

Por otro lado, también es necesario que los padres enseñen a sus hijos cómo detectar perfiles falsos en redes sociales y otras aplicaciones. A manera de ejemplo, los perfiles falsos tienen rasgos como estos:

  • Fotos de perfil extrañamente perfectas, que generalmente son montajes.
  • Descripciones de perfil elaboradas en lenguaje rebuscado, aunque también hay perfiles sin ninguna descripción.
  • Cuentas de usuario que poseen cientos o miles de seguidores, pero que tienen una cantidad insignificante de publicaciones.
  • Perfiles de usuario sin contactos agregados.
  • Cuentas sin foto de perfil.

Igualmente, es indispensable que los padres sepan configurar los filtros de seguridad de los navegadores, teléfonos inteligentes y demás dispositivos con acceso a Internet, para controlar los sitios web que visitan sus hijos.

Finamente, los casos de grooming deben ser denunciados de inmediato ante las autoridades. Solo de esta forma nuestros hijos estarán protegidos de este grave riesgo.

También pueden interesarte

Publicar un comentario

Tu email no será publicado.

SOBRE NOSOTROS

El Grupo PROTEK se compone por distintas empresas que ofrecen servicios integrados, con la misión de proteger a clientes y bienes, a la vez que brindan mayor tranquilidad y una mejor calidad de vida.

CONTACTANOS

Seguinos en Facebook