hacer contraseñas seguras
Consejos de Seguridad

5 pasos para hacer contraseñas seguras para siempre

La seguridad en internet es un asunto muy serio, sobre todo porque gran parte de nuestra vida cotidiana tiene que ver con el mundo digital. Por ese motivo, en las redes sociales, el correo electrónico y la cuenta bancaria, deberiamos hacer contraseñas seguras. Conocé cómo lograrlo.

1. Combinar diferentes tipos de caracteres

Una de las formas más recomendadas para hacer contraseñas seguras consiste en realizar una combinación entre diferentes tipos de caracteres al momento de crear la contraseña. Por ejemplo, es muy útil mezclar letras mayúsculas, minúsculas, números y signos de puntuación.

De esta forma lograremos agregar un plus de dificultad en caso de que alguien intente descifrar nuestra contraseña, la cual no será tan fácil de adivinar. También se debe tomar en cuenta que algunos sitios web no admiten ciertos tipos de caracteres en el panel de contraseña, tales como mayúsculas, ciertos signos de puntuación, caracteres especiales, entre otros.

2. Memorizar las contraseñas creadas

Aunque podemos hacer contraseñas seguras e indescifrables, también es cierto que podemos olvidarlas con mucha facilidad. De hecho, nunca falta aquel usuario que siempre debe marcar la opción “olvidé mi contraseña” cada vez que intenta ingresar a su cuenta.

Esto puede ocurrir por distintos motivos. Por ejemplo, que tengamos dificultades de memoria, usemos varias cuentas en distintos sitios, o que estemos sometidos frecuentemente a episodios de estrés.

Para prevenirlo, podemos tomar algunas medidas muy interesantes. Una de ellas es crear contraseñas fácilmente localizables en nuestra memoria. Un nombre, lugar, objeto o palabra que sea importante para nosotros puede ser una base. Luego, podemos variar esa palabra combinando caracteres. Como muestra, podemos hacer de un simple “edificio”, un “Ed1f1c10_”.

Si aún tenemos problemas de memoria, lo más recomendable será apuntar la contraseña en un lugar seguro, al que solo nosotros tengamos acceso para revisarlo cada vez que sea necesario.

3. Modificar periódicamente las contraseñas

Las contraseñas no tienen por qué ser eternas. Esto solo propicia un mal hábito en el usuario de colocar siempre la misma, lo que puede generar el descuido de hacerla pública involuntariamente. Para evitar esta situación, es necesario que la contraseña se modifique de vez en cuando.

Como un periodo de tiempo ideal, se recomienda aplicar un cambio de contraseña cada 6 meses, para así disminuir riesgos.

4. No repetir la misma contraseña en diferentes sitios

Hacer contraseñas seguras implica que estas también deben ser variadas. Por lo general, la mayoría de los usuarios poseen varias cuentas de redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter u otras), al menos una cuenta de correo electrónico y una cuenta de banca electrónica. Además existen muchos más sitios web que requieren contraseñas.

contraseñas seguras para redes sociales

Por lo tanto, es muy importante no acostumbrarnos a usar exactamente la misma contraseña en todas partes. En su lugar, podemos hacer variaciones para cada sitio de esa palabra clave que usemos como base para la contraseña.

5. No divulgar la contraseña a otras personas

Las contraseñas se usan para permitir o restringir el acceso a cierto tipo de información que tiene carácter privado. De no ser así, los usuarios de internet estarían abiertamente expuestos al robo de información, pero también a ser objeto de fraudes, estafas, secuestros y extorsiones.

En este sentido, para no ser una víctima más, las contraseñas deben mantenerse en secreto. Si nos corresponde divulgarlas por un motivo de emergencia, debemos asegurarnos de hacerlo a una persona de extrema confianza.

6. Registrar un correo electrónico de uso habitual para recuperar contraseñas

Cuando una contraseña es olvidada, los distintos sitios web ofrecen opciones de recuperación. Una de las más comunes es enviarnos un correo electrónico con algunos pasos para obtener una nueva contraseña.

Este mensaje será enviado a la cuenta de correo electrónico registrada en el sitio web. Es por esto que el correo a registrar debe ser se uso habitual, en lugar de colocar antiguas cuentas que ya no usamos, o que recién se han creado para registrarse en esa web.

En conclusión, hacer contraseñas seguras no es algo complicado, y solo toma unos pocos minutos. Cuando se trata de internet y su uso responsable, siempre vale más prevenir que lamentar.

También pueden interesarte

Publicar un comentario

Tu email no será publicado.

SOBRE NOSOTROS

El Grupo PROTEK se compone por distintas empresas que ofrecen servicios integrados, con la misión de proteger a clientes y bienes, a la vez que brindan mayor tranquilidad y una mejor calidad de vida.

CONTACTANOS

Seguinos en Facebook